¿HOLA, QUE TAL?

Hola amigos,
Si quereis que cuelgue en mi blog alguna cosa que considereis interesante, algún escrito, poema, foto, noticia, etc....,
podeis mandarmela a esta dirección:
rakel1963@gmail.com
Por descontado que antes tendré que darle mi visto bueno, ya que no quiero faltas de respeto ni críticas a segundos o terceros en mi blog.
Un besooooooooooooooooo...
muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaacks

Si existiera... me gustaria vivir aquí...

Macaco.

Amy Macdonald.

Ismael'lo.

UB40

domingo, 3 de mayo de 2009

Carta a mi madre.

Querida mamá,
en enero hizo un año que te fuiste y sigo echándote de menos.
Y es en días como hoy cuando tu falta me duele más de lo normal, porque yo sigo haciéndome la dura… pero te necesito más que nunca.
Ayer volví a sorprenderme queriendo hacer algo imposible, algo que desde que te fuiste se repite muchas veces en mi mente. Y es que a veces me sorprendo pensando que voy a llamarte. Es solo un instante en que pienso… voy a llamar a mamá. Y luego, de repente, me doy cuenta que no tengo donde llamarte, que es mi mente que me jugó una mala pasada otra vez.
Creo que te fuiste demasiado pronto, que yo aún te necesitaba. Pero bueno… ya nada puede hacerse…
Solo me consuela el pensar que hacía muchos años que querías irte con papá, con tu amor del alma. Él también se fue demasiado pronto, pero nos quedabas tu… nos dejó contigo. Ahora solo nos tenemos a nosotros mismos y eso a veces no es suficiente.
Sé que no fui una hija muy comunicativa, de hecho te quejabas muchas veces de lo mucho que me costaba descolgar el teléfono para llamarte a ti o a mis hermanos…
Pero (y ahora sonrío) se que sabías que siempre te llevaba conmigo y que te quería y sigo queriendo con toda el alma.
Mamá… a veces necesito oír tu voz, necesito que seas mi cómplice, necesito que me regañes, necesito que me des fuerzas, necesito que me soluciones esos pequeños problemas diarios, necesito que me apoyes en los grandes problemas como siempre hacías. Mamá te necesito mucho.
Tengo una foto en la que estas con papá colgada aquí, delante mío… y la miro y remiro muchas veces. A esa foto es a la que cuento últimamente mis problemas en silencio. Esa foto es la única que ve mis lágrimas cuando todo se hace cuesta arriba.
A esa foto le sonrío cuando soy feliz.
En fin mamá, se que te fuiste sabiendo que te quería porque te lo dije igual que se lo dije a papá. Eso no me preocupa porque no quedó pendiente… solo, que te echo de menos.
Hoy es el día de la madre y no tengo a quien llamar, por eso te escribo esta carta. Quizá mi sentimiento llegue hasta donde tú estés. Quizá notes un amor profundo que llega hasta ti… es el mío.
Espérame mami… se que nos volveremos a ver algún día. De mientras… cuida de papá y de mi hermano…
Yo seguiré queriéndote y echándote de menos…
Te quiero.
Elisabeth.

1 comentarios:

cobham dijo...

Por si te sirve de consuelo, también echo de menos a la mía.

Un besazo niña.

Publicar un comentario


Bájame la Luna...